Tishá BeAv

5784-2024

Comienza al atardecer del lunes 12 de agosto y se extiende hasta la noche del martes 13 de agosto

Para la KITA – Actividades y recursos

Dos hermanos, un lugar sagrado

Esta es la historia de dos hermanos. Uno de ellos estaba casado, tenía esposa e hijos. Su hermano, en cambio, estaba soltero y no tenía hijos.

Los dos hermanos trabajaban juntos en su campo familiar. Juntos araron y juntos sembraron. Al llegar el tiempo de la cosecha, los hermanos cortaron el trigo y lo dividieron en dos partes iguales: una parte para el hermano mayor y la otra parte para el hermano menor. Por la noche el hermano menor no podía conciliar el sueño. Pensó para sí mismo: “No tengo esposa ni hijos. Mi hermano merece una mayor parte del trigo”.

El hermano menor se levantó de la cama y salió al campo. Tomó trigo de su pila, y lo movió a la pila de su hermano mayor.

Tampoco el hermano mayor pudo conciliar el sueño esa noche, pensó: “Tengo esposa e hijos, pero mi hermano está soltero, él no tiene más trigo que yo, y lo necesitará para poder formar su familia. ¡Se merece una parte mayor!”

El hermano mayor se levantó de la cama y salió al campo, tomó trigo de su montón y lo transfirió al montón de su hermano menor. Por la mañana se levantaron los dos hermanos y salieron al campo, y ahí notaron que ¡Las pilas eran iguales! Los hermanos estaban muy sorprendidos, pero no dijeron nada.

La segunda noche los hermanos volvieron a salir al campo. Cada uno de ellos pasó trigo de su pila a la pila de su hermano. Pero en la mañana sucedió lo mismo que el día anterior, había otra vez dos pilas iguales, y así sucedió también una tercera noche.

En la cuarta noche, cada uno de ellos se dijo a sí mismo: Saldré al campo y veré qué les pasa a los montones de trigo. ¿Por qué son iguales en la mañana? Los dos hermanos se levantaron y salieron al campo. A mitad de camino, los hermanos se encontraron. No hizo falta ninguna explicación más, ambos entendieron lo que estaba sucediendo. Los hermanos se abrazaron y lloraron, y se sintieron agradecidos de ese lazo que los unía.

Y el relato nos dice, que en ese preciso lugar, donde se encontraron y emocionaron, es donde luego se construyó el Sagrado Templo de Jerusalén (Beit HaMikdash).

Fuente: Midrash popular Traducción y edición: Daniela Faingold, Rab Meir Szames.

 

La historia de Kamtza y Bar Kamtza

¿Por qué fue destruido el Primer Templo de Jerusalem? 

Por tres males que sucedían en esa época: idolatría (Avodá Zará), inmoralidad (Guilui Araiot) y derramamiento de sangre (Shefijut Damim). Pero ¿Por qué fue destruido el Segundo Templo, siendo que durante el tiempo que estuvo de pie la gente se ocupó del estudio de la Torá, la observancia de los preceptos y con la práctica de las acciones bondadosas (Guemilut Jasadim)? Porque durante ese tiempo, el odio gratuito (Sinat Jinam) prevaleció entre las personas. Esto es para que aprendamos que el odio sin causa justa se considera tan grave como las tres transgresiones de idolatría, inmoralidad y derramamiento de sangre, juntas. 

(Talmud Bavli – Iomá 9b)

Actividades interactivas

Destrucción de los Batei Hamikdash

El 9 de Av es una fecha especial. Es un día de tristeza y duelo para el Pueblo Judío. Muchas tragedias ocurrieron un 09 de Av. ¡Animate a descubrir todos los sucesos que ocurrieron en esta fecha!

Tisha BeAv: costumbres y prohibiciones

Todos los Jaguim (festividades) y Moadim (conmemoraciones) tienen sus Minhaguim (costumbres). Cada una de ellas nos permite recordar y reflexionar sobre lo acontecido. ¡Conoce las costumbres de Tisha BeAV!

Nuestra conexión con Ierushalaim